¿Que le parece nuestra nueva página web?

Resultado de Encuesta

Abstención de opinión 

Abstención de opinión es, básicamente, una declaración proporcionada por el auditor que no establece ningún tipo de opinión con respecto a la situación financiera y el estado de la empresa.  Una abstención de opinión  significa que no hay opinión.

 Los auditores emiten una abstención siempre que se ven imposibilitados para formase una opinión o no han formado una opinión en cuanto a la imparcialidad en la presentación de los estados financieros. En un compromiso de auditoría, se emite una abstención cuando restricciones sustanciales en cuanto al alcance o restricciones impuestas por el cliente impiden el cumplimiento por parte de los auditores con las normas de auditoría generalmente aceptadas.

 En circunstancias extrañas, los auditores emiten abstenciones de opinión cuando una incertidumbre material afecta a los estados financieros.

 Este tipo de dictamen / informe pone en evidencia que el auditor no está en condiciones de emitir una opinión en particular con respecto a la situación financiera general de la empresa sobre la base de sus estados financieros o registros. Se emite tal declaración si hay algún tipo de irregularidad, que el auditor no puede conciliar sobre la base de su satisfacción.

 Un descargo de responsabilidad, una vez presentado  por el auditor sigue siendo efectiva hasta el momento en que el cliente incorpore los ajustes necesarios en los registros financieros, lo que asegura, además, que los documentos cumplen plenamente los correspondientes estados contables. Una vez realizados los ajustes que el auditor puede considerar la reevaluación de los valores financieros y averiguar si todas las cuestiones pendientes se han resuelto adecuadamente o no. El momento en que el auditor emite un dictamen, la abstención de opinión emitida por el / ella anteriormente se considera nula y sin efecto.

 La NAGA (Normas de Auditoría Generalmente Aceptadas), se requiere que los auditores deben de  emitir una abstención de opinión después de una auditoría o emitir una opinión con respecto a la situación financiera y los estados en su conjunto.

 Es muy importante aclarar, que una abstención de opinión en realidad no implica que el auditor tenga  dudas  o sospechas de exista algún tipo de incorrección en  los estados financieros y registros. 

 Si una restricción al alcance es tan severa que no es pertinente emitir una opinión con salvedades, los auditores deben emitir una abstención de opinión. Esto podría ocurrir, por ejemplo, si los auditores se comprometieran después del final del año y el cliente no hubiera tomado un inventario físico.

 Una abstención de opinión emitida debido a una limitación al alcance omitirá el párrafo de alance del informe estándar y los sustituirá con un párrafo explicativo que describa la limitación del alcance. La redacción del párrafo de opinión se modificará en forma considerable, porque los auditores no están manifestando una opinión, más bien están indicando que no tienen opinión alguna.  

  Ejemplo de una abstención de opinión:

 Nos comprometimos para auditar el balance general anexo de Tu Guía Contable al 31 de diciembre del 2012, y los respectivos estados de resultados, utilidades retenidas y flujos de efectivo, correspondiente al año que terminó en la fecha mencionada. Esto estados financieros son responsabilidad de la administración de la compañía.

 La compañía no hizo un conteo de su inventario físico, que se establece en los estados financieros anexos con un monto $_____ al 31 de diciembre del 2012. Además, ya no está disponible evidencia alguna que respalde el costo de las propiedades y equipo adquiridos antes del 31 de diciembre del 2011. Los registros de la compañía no permiten la aplicación de otros procedimientos de auditoría a inventarios o a propiedades y equipos.

 Como la compañía no hizo inventarios físicos y nos vimos imposibilitados para aplicar otros procedimientos de auditoría con objeto de que dar conformes en cuanto a las cantidades de inventarios y al costo de propiedades  y equipo, el alcance de nuestro trabajo no fue suficiente para permitirnos manifestar, y no lo hacemos, una opinión acerca de estos estados financieros.

 Una abstención puede emitirse sólo cuando los auditores no disponen de información suficiente para formase una opinión acerca de los estados financieros. Si los auditores ya han formado una opinión de que los estados financieros no han sido presentados en forma razonable, la abstención no puede emitirse como un medio para evitar manifestar una opinión negativa. De hecho, aun cuando los auditores emiten una abstención de opinión, debe manifestar en párrafos  explicativos de su informe cualquier y todo las salvedades que tenga concernientes a los estados financieros.  

 Estas salvedades incluirán cualesquiera desviaciones importantes que puedan existir respecto a las normas o  principios de contabilidad de contabilidad generalmente aceptados, incluso la revelación no adecuada. En pocas palabras, la emisión de una abstención de opinión nunca puede utilizarse para advertirles a los usuarios de los estados financieros acerca de problemas que los auditores saben que existen en éstos.

 

Fuente de referencia: Principios de auditoría de WHITTINGTON  y PANY

Pregunta sobre este tema
Articulos relacionados:

› Evidencia de auditoría

› El Informe COSO

› NIAS VS NAGAS

› El Informe COSO I y II

› El Estado de Flujo de Efectivo  

› La importancia del Ciclo Contable

› Los Activos no corrientes

› Auditoría Interna

› Normas de Auditoría Generalmente Aceptadas (NAGAS)

Deja tu comentario